Un vistazo al nuevo YotaPhone, un terminal doble cara cargadito de sorpresas.

ESengadget10EngadgetES17IMG_8664

 

Los primeros prototipos de dicha versión se han dejado ver en la feria telefónica de Barcelona haciendo gala de cuantiosas mejoras y, como no podía ser de otro modo, no hemos podido resistirnos a enseñártelo un poco más de cerca para que vayas asimilando sus principales atractivos

Comenzamos si te parece por su diseño, que ha dejado de lado los ángulos rectos del modelo original (que en cierto modo nos recordaban a las esquinas del Galaxy S II), para optar por un chasis mucho más curvilíneo -piensa en las redondeces de los siguientes miembros de la familia galáctica, por seguir con la misma comparativa. A nivel de construcción el nuevo Yota nos ha sorprendido muy gratamente, ya que pese a encontrarse todavía en un estado muy temprano de su desarrollo, ya va mostrando gran atención a los detalles y una buena construcción. Dado a este cambio de diseño, la unidad se aloja en la mano de una manera mucho más cómoda y estable, todo un must si pretendemos utilizar su pantalla secundaria para largas sesiones de lectura. Eso sí, mejor no adelantar acontecimientos todavía.

 

La cara frontal también ha pasado por chapa y pintura, montando ahora un panel AMOLED de 5 pulgadas y 1080p de resolución, que se muestra en directo con gran brillo e intensidad de colores; tras esta se oculta un procesador Snapdragon 800 a 2,3 GHz que logra entenderse bastante bien con el sistema operativo Android (versión 4.4) aun a pesar de llevar colgando todavía la etiqueta de prototipo. Hasta ahí las cualidades que cabría esperar de cualquier terminal de gama media/alta en estos momentos, claro que lo realmente atractivo de esta pequeña joya la encontramos en su espalda.

Al igual que el YotaPhone I, nuestro protagonista vuelve a contar con un panel de tinta electrónica, solo que ahora se extiende a 4,7 pulgadas, es de naturaleza táctil, acabado mate y, además, se acompaña de un buen surtido de gestos y aplicaciones propias. Para empezar, en su estado de reposo dicha pantalla es capaz de mostrar un fondo personalizado como si de un marco de fotos o una funda personalizada se tratara, bajo la cual se coloca una barra de estado para avisarnos de los mensajes, llamadas o e-mails que tengamos pendientes. Estas notificaciones se acompañan de un sistema de reconocimiento de texto muy básico que se encarga de dotar a la misiva de un pequeño dibujo con la idea de adornar un poco la experiencia. Así por ejemplo al recibir un mensaje de un contacto que incluya la oración “I love you” (Te quiero) o una muestra de cariño similar, el equipo mostrará justo encima del texto un corazón chispeando.

ESengadget06EngadgetES11IMG_8658

 

Por si esto fuera poco, esta superficie puede configurarse para mostrar una especie de widget con los principales datos de interés del momento: en su parte superior se dan cita cinco iconos que por este orden muestran el estado de la batería en porcentaje, la fecha actual, la hora, el tiempo y la temperatura. A continuación se muestran los eventos del calendario más inminentes, seguidos de menciones en redes sociales (como por ejemplo Twitter) o los valores de la bolsa y las tasas de cambio de dos divisas a elegir, en nuestro caso, euros-libras esterlinas.

Un detalle que nos ha parecido curioso es que el terminal se acompaña de una selección de apps propias, como por ejemplo una que se va actualizando con las últimas noticias y resultados deportivos (Sportscaster) para tenerlos siembre bien a mano, otra para recabar información de tu monitor de actividad física o para aprender idiomas, además de las ya conocidas aplicaciones de mapas o meteorología. No obstante, la gracia está en que al ser un panel táctil ahora es mucho más fácil moverte por dicha información, permitiendo pasar las páginas de un libro electrónico o hacer uso del navegador. En caso que te lo andes preguntando, esta pantalla puede bloquearse sin problemas para que no estés pulsando botones o accediendo sin querer a la información que ofrece al tenerla sobre la palma de la mano.

ESengadget19EngadgetES45IMG_8692

Por último, pero no por ello menos importante, la nueva generación del YotaPhone incorpora algunas características de lo más interesantes, como por ejemplo opción de carga inalámbrica, un modo propietario de ahorro de energía que desactiva el panel de colores y sólo hace operativo el de tinta electrónica o perfiles seguros para las cuentas personales y profesionales. El lote se completa con, un sistema avanzado antirrobo, compatibilidad con guantes, conectividad NFC y una cobertura especial que repele los líquidos y consigue que sus pantallas respondan entre salpicones.

Como ves el nuevo YotaPhone esconde bajo la chistera una serie de trucos de lo más simpáticos que contribuyen a hacer de él un dispositivo único. La pega es que por el momento todo esto no es más que vaporware, ya que únicamente hemos podido ver un primer prototipo (con muy buena pinta, eso es cierto), pero nada concreto. Además, seguimos sin datos exactos sobre su disponibilidad (la compañía se ha limitada a señalar que llegará durante el cuarto trimestre del año) y tampoco hay detalles sobre su precio de venta, que será el que realmente dictamine su éxito o le termine de dar la puntilla.

Fuente

Si te gusta esta entrada, compártela!
, ,


Deja un comentario